Curso de administración de empresas gratis

Bienvenidos al curso online gratuito de administración empresarial.

 

Unidad 1

 

Al revisar los balances de empresas dedicadas a una misma industria se notará una gran diferencia entre sus respectivos resultados, cuando éstos son medidos en términos de ganancias. Algunas veces, el mayor éxito de una empresa se debe a la superioridad del producto, el cual tal vez se adapta mejor a las necesidades inmediatas del mercado; a veces, el mayor grado de éxito depende de la mejor dirección financiera, otras, de los métodos de producción más eficientes o a causa de que su sistema de distribución está más de acuerdo con el mercado. Todas estas compañías tratan de obtener el mismo alto grado de éxito; sin embargo, sus resultados varían mucho entre sí.

Cuando nos encontramos con tales diferencias, decimos generalmente que las compañías que han obtenido mayor éxito poseen "buena administración". Ellas han desarrollado tal experiencia en la organización, planificación y control de los varios aspectos de sus empresas como para obtener un resultado mucho mejor que el de sus competidoras.

Cuando ocurre esto, es natural preguntarse: ¿por qué? Al analizar los negocios de menor éxito, uno encontrará que sus métodos y formas de encarar los problemas son fundamentalmente diferentes a los de aquellas que han obtenido mayor éxito. Algunos de estos negocios están usando los métodos del pasado. Se gobiernan por "tradición", por "intuición", por "rutina". Las razones que tengan para hacer las cosas de un cierto modo no es otra que "porque siempre se ha hecho así". Sus métodos no son el resultado de análisis y de estudios cuidadosos y, sintetizando, no han alcanzado la etapa de utilización del método científico para resolver todos sus complicados problemas.

Administración científica

A fines del siglo XIX, Fredrick Winslow Taylor, "padre de la administración científica", al observar atentamente los sistemas existentes de organizaciones y los métodos usados en los talleres de aquella época, llegó a la conclusión de que la forma de buscar la solución de los problemas administrativos que se usaba, no tenía una base científica. Las soluciones de los problemas comerciales de aquella época estaban, en su mayor parte, dominadas por la tradición, la rutina y la intuición. Observó que en las discusiones entre empleador y empleado no había siquiera una clara definición del problema. También observó que muchos de los actos, tanto del empleador como del empleado, nunca habían sido estudiados hasta un grado tal que se hubiese podido determinar "la mejor forma de actuar". Por lo tanto, la falta de suficientes datos concernientes a los
 
problemas daba por resultado decisiones equivocadas por parte del empleador y falta de entendimiento por parte del empleado. Para remediar esta situación, Taylor empezó a usar el método científico en la solución de problemas comerciales.  A pesar de que Taylor sólo se interesó al principio en el uso de este método en las fábricas, reconoció luego que este sistema podría ser usado en la solución de todos los problemas de administración de negocios.

El método científico comprende:

 

  • 1 La clara definición del problema.
  • 2 La reunión de todos los hechos concernientes al problema.
  • 3 El análisis y la clasificación de los hechos en forma tal que destaquen todos los parecidos, diferencias o variaciones importantes entre ellos.
  • 4 La extracción de conclusiones de los hechos por medio de algún método lógico.
  • 5 La prueba de las conclusiones.

 

Definición de problemas de administración

 

- El primer paso en la solución de cualquier problema es la clara definición del problema en sí mismo. El no hacer esto y el no desmembrar el problema en sus ele-mentos dará por resultado decisiones incorrectas.

Una gran compañía de productos químicos estaba disconforme con las ganancias que obtenía. Los administradores supusieron que la reducción de las ganancias era el resultado de una cantidad de productos adicionales que habían sido agregados durante el año a efectos de que la compañía pudiese ofrecer una línea completa de productos. Sin estudiar el problema, se pusieron de acuerdo en que, si ellos cesaban de fabricar los nuevos productos, la compañía volvería a su anterior ritmo de ganancias. Al analizar las ganancias con que contribuían los nuevos productos, se demostró que éstos daban más ganancia que todos los viejos productos en conjunto y que la merma en las mismas era debida a factores que estaban relacionados con la producción originaria.

 

 

REUNIÓN DE DATOS.

 

- Una vez definido el problema y separado en sus elementos, el próximo paso, en el método científico, será el de agrupar todos los hechos que se relacionan en alguna forma con aquel problema. Ni el especialista ni el administrador de negocios moderno deberán llegar a conclusiones precipitadas sin reunir primeramente datos sobre los cuales basar una conclusión. El llegar a conclusiones prematuras, basadas puramente en opiniones persona. les, por ejemplo, antes de que los hechos sean conocidos, sólo puede dar como resultado decisiones comerciales equivocadas.

 

CLASIFICACIÓN, ANÁLISIS Y CONCLUSIONES.

 

- Los hechos, para que puedan ser de valor a fin de establecer una decisión, deben ser clasificados cuidadosamente, de modo que todos los datos pertenecientes a un aspecto del problema se reúnan y ayuden, por lo tanto, debido a esta clasificación ordenada, a llegar a una conclusión. Una masa heterogénea de hechos correspondientes a la so-lución del problema será de muy poca ayuda para establecer conclusiones, a menos que estén cuidadosamente clasificados.

 

PRUEBA DE LAS CONCLUSIONES.

 

- Cuando se han establecido las conclusiones, éstas deben ser sometidas a la crítica y a toda forma posible de pruebas. El método científico se usa para obtener la verdad. Al comerciante que usa el método científico en la solución de sus problemas, le interesa sólo la verdad y, al tomar sus decisiones, está dispuesto a ir hacia donde lo guíen los hechos.