Acciones de la empresa y su cotización

Los PROSPECTOS que publican las compañías incluyen de ordinario la forma en que deben solicitarse las acciones. Todas las solicitudes recibidas se registran en un registro llamado "Solicitudes de suscripción de acciones". Si el público solicitara más acciones que las que hubiere resuelto emitir el directorio, puede hacer prorrateos, de acuerdo con las acciones solicitadas, aunque los directores estén facultados para proceder de acuerdo con su criterio.

El importe de lo suscripto se debita a la cuenta Accionistas, ya que al suscribirlo se obligan a su pago íntegro, con crédito a la cuenta Capital suscripto. Al cobrarse dicho importe se debita a Caja, con crédito a Accionistas. Inmediatamente se debita el mismo importe a la cuenta Capital suscripto, con crédito a la cuenta de Capital realizado. En esta forma se tendrá definido ple-namente el Capital suscripto y realizado, proporcionando al público interesado un dato importante que demuestre el interés habido en participar en las operaciones sociales. En efecto, si una sociedad hubiese emit.ido acciones por 100 000, de las cuales sólo se han suscripta $ 50 000 Y realizado $ 20 000, después de transcurrido cierto lapso, demostraría el poco interés que tiene el público en suscribir acciones y la dificultad del directorio en obtener su pago.

Debe recordarse que los detalles están asentados en el Registro de accionistas y libro de Caja. El Registro de accionistas contiene el nombre del accionista suscriptor, número y valor de las acciones suscriptas, suma pagada por las mismas, fecha en que se han pagado y otros datos estatutarios.

Mientras las acciones no son totalmente pagadas, subsiste la obligación de los t.enedores, y en caso de que la compañía llegara a ser insolvente, el liquidador puede exigir de los tenedores el pago del valor nominal de sus acciones, a fin de que puedan ser satisfechas las deudas que fueron contraídas anteriormente.

COTIZACION DE ACCIONES EN LAS BOLSAS DE COMERCIO

Los accionistas, al firmar la boleta de suscripción de acciones se comprometen a pagar el valor de las mismas en la forma y tiempo establecido por el directorio de la sociedad.

Para los casos en que los accionistas dejen de aportar sus cuotas en la forma convenida, los Estatutos contienen generalmente cláusulas penales que facultan al directorio para que adopte, a fin de cobrar las cuotas adeudadas, alguno de los siguientes recursos:

 

  • 1 Exigir judicialmente el saldo adeudado y pago de los intereses.
  • 2 Hacer vender en remate los certificados de acciones que no fueron pagadas.
  • 3 Dar por caducados los derechos del accionista en mora, confiscando las respectivas acciones.

El procedimiento a seguirse debe ser uniforme, igual para todos los suscriptores de acciones que incurran en mora. El directorio no puede reservarse la facultad de proceder en forma distinta contra los deudores morosos por integración de acciones, debiendo entenderse que las cláusulas penales que con ten-