You are hereConcepto de costo, el registro y la determinación del precio en relación con la contabilidad de costo

Concepto de costo, el registro y la determinación del precio en relación con la contabilidad de costo


EL CUADRO de Pérdidas y Ganancias que se compone a fin de cada ejercicio económico da a conocer, con ciertos detalles, el beneficio obtenido en un comercio determinado. Comparando la variación del capital con un ejercicio y otro, también podríamos conocer si hemos ganado o perdido en nuestras transacciones comerciales.

En efecto, si nuestro capital, al terminar un ejercicio, ha aumentado, comparándolo con el anterior, veremos en seguida que habremos obtenido utilidad. Si por el contrario el capital ha sufrido una disminución, habremos sufrido una pérdida. Pero esta comprobación no nos proporciona los elementos necesarios para poder determinar con exactitud la proveniencia u origen de la ganancia o pérdida habida. Es necesario, por lo tanto, estudiar detenidamente todos los elementos que intervienen en un proceso dado, para llegar a conocer el precio de costo de lo que producimos, y sobre éste, calcular el precio de venta más conveniente.

La manufactura moderna es, por lo general, de proceso complicado, especialmente cuando en un mismo taller se fabrican artículos de distintas clases. No basta que una fábrica determinada esté produciendo utilidades en conjunto; sin la ayuda de un buen sistema de costo, es casi imposible formarse una idea respecto de la ganancia que puede arrojar cada uno de los productos elaboradas.

Con un sistema de esta naturaleza, el industrial puede estar perfectamente informado de las operaciones de fabricación, a medida que ellas avanzan, y prever las pérdidas y las dificultades, en lugar de esperar que el trabajo se haya terminado y aplicar entonces un remedio tardío.
El fabricante que cotiza más bajo que sus competidores debido a un defectuoso sistema de contabilizar los costos, no solamente busca su propia ruina, sino también la de sus competidores, que cotizan basándose en datos exactos.

 

Relación entre la determinación del precio de costo y la contabilidad

 

Puede determinarse el precio de costo con prescindencia del sistema de contabilidad de la empresa.Los libros, sin embargo, pueden demostrar exactamente la relación de la empresa con el mercado y si está ganando o perdiendo dinero. Pero no dan a conocer si se ha ganado o perdido dinero en relación con un trabajo individualmente considerado, salvo que se haya abierto una cuenta especial, en la cual se contabilicen todos los créditos y débitos derivados. de su ejecución. Esto sería posible si la cantidad de órdenes de taller es pequeña y lo son también los ítems correspondientes, siendo suficiente entonces el libro Mayor. Pero en la fábrica dicho libro se hace demasiado pesado y engorroso, y por ello se acostumbra llevar uno auxiliar, llamado Mayor de costos, formado, generalmente, por tarjetas, fichas u hojas movibles.

Cuando se inicia la fabricación correspondiente a un pedido determinado, se abre una cuenta especial en el libro de Costos, para lo cual se coloca en él la ficha u hoja movible, con el número correspondiente, en la cual puedan anotarse todos los gastos de mano de obra, material y demás ítems que forman el costo imputable al pedido de que se trata.

El resumen de esa ficha dará el costo de fabricación del artículo, independiente del libro Mayor, pero es más conveniente llevar los totales de este libro auxiliar a las cuentas de control del principal De lo cual resulta que la determinación del costo, en su forma más completa, es una función subsidiaria del sistema de contabilidad de la empresa.
 

REGISTRO DE COSTOS

La forma más común de determinar el costo es aquella en la cual los costos de producción se determinan mediante la anotación de toda la mano de obra, material y demás ítems que se relacionan con ellos, después que las operaciones han sido realizadas. Estos costos se conocen con el nombre de "costos resultantes".

Pero si se emplea en la producción un sistema cuidadoso de previsión, es posible determinar de antemano la mano de obra y el material que realmente se usará en la fabricación de un producto determinado. A estos costos se les denomina "costos predeterminados" o "normales", desde que están basados en ejecuciones normalizadas.

El estar en condiciones de predeterminar los costos reporta una ventaja evidente, sobre todo cuando se trata de trabajos que deben ser contratados sobre la base de un precio fijado de antemano, como ocurre muy a menudo.

 

ELEMENTOS DE LOS COSTOS

 

Cualesquiera sean los productos manufacturados y los procesos seguidos para su obtención, siempre interviene la materia prima.
Ésta se transforma, en la fábrica, en producto terminado, y para hallar su costo total se agrega al precio primitivo de compra el costo del trabajo empleado en la transformación y todos los otros gastos de la fábrica que puedan imputarse indirectamente a esa misma operación.
Resulta, por lo tanto, la siguiente clasificación: material, trabajo y gastos.

Existen otros gastos que no corresponden ni a trabajo ni a material, como ocurre con los almacenes, impuestos, seguros, depreciación, ete., que constituyen parte del costo de producción, pero no pueden referirse a un determinado objeto de fabricación.