Libros principales en la Partida Doble

Estrictamente hablando, únicamente los libros principales forman parte integral del sistema de Partida Doble, dado que toda transacción tiene que ser forzosamente anotada en los libros principales, aunque en forma resumida y breve, dejando para los libros auxiliares las demás anotaciones de detalle.

Todos los débitos y créditos y todas las cuentas del Mayor están en los libros financieros, que son, teóricamente, parte del mismo libro Mayor.
En efecto, el libro Mayor contiene todos los débitos Y créditos, todas las cuentas personales, nominales y reales. En la práctica, son demasiado numerosas las transacciones para ser anotadas convenientemente en un solo libro. Tal libro sería demasiado voluminoso. De ahí que el libro Mayor se divide en cierto número de Mayores, todos los cuales, combinados, constituyen el sistema esencial de la Partida Doble.
 

 

DIVISIONES DEL MAYOR

 

Las principales divisiones del Mayor son:

  • 1 El Mayor de compras, que contiene todas las cuentas personales de los acreedores.
  • 2 El Mayor de ventas, que contiene todas las cuentas personales de los clientes o deudores. De esto se desprende que las cuentas personales sólo se encuentran en los Mayores de compras y de ventas.
  • 3 El Mayor general, que contiene las cuentas reales y nominales y la cuenta Capital del propietario.
  • 4 El libro de Caja, que contiene Únicamente el movimiento de la cuenta Caja.

En la mayor parte de los negocios, las transacciones son muy numerosas y resultaría tarea sumamente molesta para el tenedor de libros si se viera obligado a hacer una doble anotación en el Mayor, cada vez que tuviera lugar una operación. Esta dificultad la resuelve la aplicación de los libros auxiliares.

Antiguamente era suficiente un solo Mayor para contener todas las cuentas y se necesitaba solamente un libro de primeras anotaciones, llamado libro Diario. La finalidad del Diario era la de registrar en él todas las operaciones por orden cronológico, al producirse éstas. Al fin del día, o cuando resultaba cómodo, el tenedor de libros pasaba las operaciones al Mayor, haciendo una doble anotación por _ cada transacción, como adición a lo registrado en el Diario.

En las épocas de control, el Balance de comprobación se sacaba del libro Mayor, sin referirse al Diario. Éste se consideraba como un memorándum de anotaciones diarias, en el cual el tenedor de libros, durante las horas del día, hacía las anotaciones para recordar que se han realizado ciertas transacciones, para luego pasarlas al libro Mayor.

En la práctica moderna, tanto el libro Diario como el Mayor están divididos en libros especiales. Hay una excepción en la regla de que todas las operaciones deben registrarse primeramente en un libro auxiliar; las operaciones de Caja van directamente anotadas en el libro de Caja, que forma parte del Mayor. Todo lo recibido por Caja va a la izquierda o lado del débito del libro Caja; los créditos correspondientes se anotan en las cuentas respectivas abiertas en el Mayor. De igual manera, los pagos se anotan al lado derecho o crédito del libro de Caja, haciéndose los respectivos débitos en las cuentas co- rrespondientes del Mayor. No hay libro auxiliar de Caja.

Todas las demás operaciones deben registrarse primeramente en un libro auxiliar. Los principales auxiliares son: el libro de Compras diarias, el libro de Ventas diarias, el Diario propiamente dicho.