La inflación monetaria: definición

Para una interpretación objetiva de la inflación, es conveniente definir previamente el concepto de este término. Existe inflación cuando la cantidad de medios de pagos (moneda en circulación y depósitos en cuentas corrientes sujetos a cheque) es superior a los bienes y servicios existentes en el mercado. Una definición más técnica es la del economista norteamericano Coldenweiser, que dice que hay inflación cuando el crecimiento del rédito nacional expresado en unidades monetarias es mayor que su crecimiento en unidades físicas.

 

LA INFLACIÓN POR EMISIÓN DE PAPEL MONEDA

 

El caso más común en que los medios de pago superan a la oferta de bienes disponibles, se produce cuando las autoridades monetarias de un país recurren a la emisión de papel moneda inconvertible.

La inflación se refleja entonces en un aumento general de los precios, en la depreciación monetaria, el éxodo de los capitales y la destrucción del ahorro. Acaece generalmente la fuga de la moneda nacional en bienes. porque al considerarse que la moneda nacional se depreciará en términos de mercaderías, el público aumentará sus esfuerzos en transformar su moneda en bienes y crecerá, la velocidad de circulación de aquélla.

LA INFLACION POR ENTRADA DE METÁLICO Y EXPANSION DEL CREDITO

 

Puede producirse asimismo la inflación por el aflujo de metales preciosos, que al crear un mayor circulante respecto a los bienes disponibles, trae un aumento. general de precios. 

Es lo que sucedió en Europa, cuando a raíz del descubrimiento de América, llegó una cantidad grande de metal blanco y amarillo, que incidió en la estructura económica del continente, elevando fuertemente los precios. Durante la primera guerra mundial, tos países escandinavos debían recibir en pago de los superávit de sus balances de pagos, cantidades apreciables de oro que no aceptaron, porque consideraron que su ingreso traería perturbaciones en los precios al aumentar el circulante, dilatar las existencias bancarias y propender a la expansión de los préstamos. Tal situación no se ha repetido en la segunda guerra mundial, en donde, por ejemplo, los países de América latina pasaron por un período de inflación, producido entre otros factores por los fuertes ingresos de oro y divisas creados por sus balances de pagos positivos.
 

LAS CLASES AFECTADAS POR LA INFLACION SEGÚN EL MODELO KEYNESIANO

 

El economista Keynes clasifica las clases afectadas por la inflación en tres categorías: la inversora, la comerciante y la asalariada.

a) LA CLASE INVERSORA.

- Sobre la clase inversora hace un análisis muy riguroso de su desarrollo en el curso del siglo XIX, y manifiesta que a medida que avanza la civilización capitalista, aumenta el número de contratos a término y de obligaciones a largo plazo, que se refleja de manera marcada en el establecimiento de las sociedades anónimas y en la emisión de bonos y obligaciones. Es obvio que los que contratan operaciones a plazo (prestamista y prestatario) no pueden descartar las fluctuaciones que se produzcan en el valor de la moneda con el correr del tiempo. Pero durante el siglo XIX, el público no se percató de las oscilaciones monetarias, porque de acuerdo con los índices más importantes, no hubo movimientos extraordinarios de precios.

En el período de la Reina Victoria, el inversionista inglés era uno de los hombres más felices del orbe, al no preocuparle dicho problema, pues cobraba sus cupones, cuyo rédito tenía un poder adquisitivo parecido al de la fecha en que había adquirido ese papel. Keynes señala cómo esta situación se modificó por la influencia de la desvalorización de la moneda, producida por el conflicto bélico de 1914. Da el ejemplo del consolidado inglés, que es el título típico de las finanzas del Reino Unido, cuyo poder de compra tuvo este movimiento: Valía en el año 1922 la mitad del poder de compra del año 1914 y únicamente un tercio del año 1896.

Estas cifras nos dan una idea de las grandes perturbaciones que produce la desvalorización monetaria en los poseedores de renta fija, que no lo forman únicamente los rentistas de papeles del Estado, sino también los jubilados y todas aquellas personas que reciben una suma determinada para subvenir a sus necesidades.

b) LA CLASE COMERCIANTE E INDUSTRIAL.

- Viene luego la clase comerciante. En términos generales puede decirse que la clase comerciante recibe grandes ganancias durante la inflación con la utilización de los préstamos bancarios.

Por ejemplo, si un comerciante obtiene un préstamo de un millón de marcos, con el que adquiere mercaderías que luego vende a precios en alza, mientras salda su deuda bancaria en moneda mucho más desvalorizada que la que recibiera, obtiene una ganancia extraordinaria. Si a ello se agrega que la tasa monetaria de interés nunca se ajusta a la tasa real, es evidente que constituye un buen negocio obtener créditos bancarios en períodos de hiperinflación. Es lo que sucedió en la inflación alemana, cuando los comerciantes e industriales acudían a los bancos, obtenían préstamos, que luego cancelaban con marcos cuyo poder adquisitivo era insignificante.

Expliquemos cómo ocurrió, según Keynes, esta situación: Un préstamo de 100 marcos al 5 10 de interés (tasa monetaria) al ser pagado, ya no tiene el poder adquisitivo de 100 sino de 90, o sea que los precios han subido. Luego 90 marcos al 5 10- de interés dan 4,5 10. Cuando vence el préstamo, el deudor entrega al acreedor J05 marcos nominales, pero en términos de poder de compra sólo 94,50 marcos. En lugar de cobrar una tasa de interés, resulta una tasa negativa en términos de poder adquisitivo del 5,5 10. En períodos de inflación monetaria, la tasa de interés tendrá que subir a niveles sumamente altos para poder conciliar el valor nominal con el actual y real.

El caso inverso es también claro: Si los 100 marcos al 5 10 de interés, tienen un poder de compra de 110, la tasa de interés será del 5,50 10 y la tasa real será del 1,55 %.

Esto constituye una de las explicaciones de por qué en períodos de baja de precios, los deudores que realizan una actividad productiva, .sostienen que no pueden pagar, debido. a que deben desaprenderse de una cantidad mayor de bienes para reembolsar el préstamo.

c) LA CLASE ASALARIADA.

- Finalmente debemos recordar la situación de la clase asalariada frente a la inflación. Los trabajadores sufren grandes perjuicios, debido al retardo producido en el movimiento Y reajuste equitativo y periódico de sus jornales, respecto al alza del costo de la vida.

DONDE SE FABRICA MONEDA.

Los estados modernos monopolizan la emision de monedas y valores. y para ello .cuentan con organismos adenados. (Cortesía Casa de Moneda de la Nación Argentina.)