Contabilidad para la empresa

strict warning: Only variables should be passed by reference in /home/wwwcun/organizacionempresas.com/modules/book/book.module on line 560.

La contabilidad, en el pasado, no ha sido en su mayor parte más que el registro de hechos cumplidos. Por esta razón la contabilidad siempre registraba hechos pasados, y era, por lo tanto, de un valor muy limitado con respecto al control. En la actualidad, se da mayor valor a la contabilidad más que nada para permitir el control administrativo, es decir, que ayude al gerente a manejar el negocio en forma más efectiva, y no sólo que registre lo que ha ocurrido. Por ejemplo, enterarse de que el costo material de un producto fue la última vez de $ 2 es de poco valor. Podrá ser comparado con el costo vigente, que sea tal vez de $ 3.

Sin embargo, esto resultaría también de un valor limitado, debido a que ninguna de las dos cantidades indica cuál sería el nivel normal de precio. Por medio de la investigación, deberemos poder determinar qué cantidad de material es necesaria y cuál será el costo de tales materiales; sólo entonces la cantidad resultante tendrá algún significado, pues nos mostrará que se usó material demasiado caro o demasiado barato, y se podrá entonces proceder a remediar la causa. Ésta es la idea que ha llevado al uso generalizado de costos básicos en la industria.

Otro de los motivos originales en la contabilidad de costos fué la necesidad de calcular éstos, a fin de poder establecer precios. Ya se trate de un simple artículo, ya de surtidos completos de productos, todos recibirán sus precios de acuerdo con este sistema. Actualmente la contabilidad de costos se lleva a cabo desde el punto de vista del control. El costo vigente de un producto dado no interesa mayormente. La contabilidad de costos, usada para establecer precios, no se considera ya tan importante; hoy se la emplea con propósitos de control. Todo el desarrollo de contabilidad de costos básicos está fundado en el control, es decir, en la comparación de costos vigentes con los costos básicos.

Como todo otro nivel básico, en una administración, los costos básicos se obtienen mediante la investigación y el estudio. El costo básico de un producto no es el que le correspondió la última vez, sino lo que costaría ahora. Éste es un costo que el gerente podrá calcular de acuerdo con las condiciones que prevalecen en el taller. No será un costo ideal, pero por lo menos será una cantidad posible de obtener si se aseguran operaciones bien desarrolladas. Al establecer comparaciones entre tales niveles, lo que más se recalca es la eficiencia en, las operaciones. Las variaciones indicarán en forma definitiva si el nivel ha sido excedido o no ha sido alcanzado. Se podrán determinar entonces las razones y realizar esfuerzos para conseguir que el rendimiento actual se ponga en un nivel que sea igual al alcanzado por el rendimiento básico.

Uno de los precursores en este campo de la contabilidad fue un ingeniero y no un contador: G. Charter Harrison,  quien enfocó la contabilidad desde el punto de vista de la ingeniería, es decir, el de predeterminar los costos en la contabilidad en vez de aceptar el punto de vista contable personal.