Disolución de sociedades

strict warning: Only variables should be passed by reference in /home/wwwcun/organizacionempresas.com/modules/book/book.module on line 560.

El contrato social puede rescindirse parcialmente, siempre que no se modifique la razón social, en estos casos:

1) Por utilizar un socio, para uso propio, capitales de la sociedad o por haber empleado la firma social con miras particulares.
2) Cuando un socio haya ejercido funciones administrativas de la compañía, no pudiendo hacerla de acuerdo al contrato social.
3) Cuando un socio ha cometido dolo o fraude en la administración o contabilidad.
4) Cuando un socio ha dejado de poner en la caja social el capital estipulado en el contrató, después de habérsele requerido a ello.
5) Ejecutando algún socio, por su cuenta, operaciones no lícitas.
6) Ausentándose un socio que estuviera obligado a prestar servicios personales, si habiendo sido requerido para regresar y desempeñar sus deberes no lo verificara, o en su defecto, no acreditase una causa justa que le impidiese hacerla temporalmente.
7) Pereciendo totalmente la cosa que el socio se había comprometido a poner en especie.
8) Por la demencia u otra causa que produzca la inhabilidad de un socio para administrar los bienes.
9) Por la muerte de uno de los socios, si no contiene el contrato social pacto expreso para que la sociedad parcial subsista entre los socios sobrevivientes.
 10) Por la simple voluntad de uno de los socios, cuando la sociedad no tenga plazo de duración determinado.
La rescisión parcial produce la ineficacia del contrato con respecto al socio culpable, que se considerará excluído, exigiéndosele la parte de pérdida que pueda corresponderle, y quedando autorizada la sociedad a negarle participación en las ganancias y retener los intereses que puedan tocarle en la masa social, hasta que no estén liquidadas todas las operaciones que se hallen pendientes al tiempo de la rescisión.

Las sociedades se disuelven totalmente:

1) Por la expiración del término fijado en el contrato de la sociedad o por haberse acabado la empresa que fue objeto especial de su formación.
2) Por consentimiento de todos los SOCIOS.
3) Por la pérdida del capital social, y en las anónimas, por la del 75 %. 49 Por la quiebra de la sociedad.
5) Por la simple voluntad de uno de los socios que figuran en la razón social.
6) Por separación legal de cualquiera de los socios que figuran en la razón social.
7) Por la muerte de uno de los socios cuyo nombre figura en la razón social.

 

En todos los casos debe continuar la sociedad solamente para finalizar los negocios pendientes, procediéndose a la liquidación de los finalizados.
Una vez disuelta la sociedad y comunicado a los deudores el nombre del socio o socios designados para recaudar los créditos activos de la sociedad, todos los pagos deben ser efectuados al mismo. No se entiende nunca prorrogada por voluntad presunta de los socios. Si se desea continuar con la misma, se formalizará nuevo contrato, sujeto a todas las formalidades que fija la ley.