Casa Matriz y Sucursales

La Casa Matriz está capacitada para imprimir a cada Sucursal rumbos y directrices, para garantizar así el buen funcionamiento de cada una de ellas.

La Sucursal es un organismo dependiente de la Casa Matriz y, como tal, debe seguir las normas administrativas y contables que se le fijen.
Está continuamente en comunicación con la Casa Matriz mediante planillas diarias o mensuales, que encierran todas las operaciones practicadas en Sucursal.

En la organización contable de una Sucursal es indispensable tener en cuenta dos hechos fundamentales y de suma importancia, que son:

 

  • 1  La determinación del resultado de la explotación de la Sucursal, a los efectos de observar si conviene mantenerla suprimirla.
     
  • 2 La rendición de cuentas, que ha de hacer el encargado de la Sucursal para justificar la inversión de los valores y dineros recibidos.

 

Así, para el mantenimiento de fondos, aplicará planillas diarias, donde hará constar las entradas y salidas de dinero, clasificadas por conceptos.
Para el movimiento de mercaderías usará planillas diarias o mensuales, donde hará constar las entradas y salidas de mercaderías generales.
Para el movimiento de créditos usará planillas diarias o mensuales, haciendo constar en las mismas las ventas a plazo y cobranzas respectivas.
Para el movimiento de cheques y depósitos en los Bancos, usará planillas diarias de movimiento y estado de los Bancos, dando a conocer el saldo actual en cada uno de ellos.

Y por último, para operaciones varias aplicará planillas donde se harán constar los débitos y créditos respectivos. Esta serie de planillas o estados los confeccionará el encargado de la Sucursal y los remitirá periódicamente a la Casa Matriz para su comprobación, acompañando los comprobantes respectivos.

 

CONTABILIDAD DE LA CASA MATRIZ

 

En la contabilidad de la Casa Matriz es imprescindible llevar una cuenta para cada Sucursal. Si éstas son muchas, puede usarse una sola cuenta, denominada Sucursales, con su correspondiente detalle en un libro auxiliar para cada una de las Sucursales.

La cuenta Sucursal Talo Sucursales tiene el siguiente mecanismo:

 

  • 1 Se debita por el dinero efectivo, mercaderías y demás valores que se les entregan.
  • 2 Se acredita por las mercaderías y demás valores y el dinero efectivo que remiten.
  • 3 En la época del Balance general se determina el resultado de la explotación de cada Sucursal, comparando el saldo de estas cuentas con la existencia que arroja el inventario practicado en las mismas.

 

Así, por ejemplo, si la Sucursal de Tandil remite un Inventario general con un líquido de $ 23 000 Y el saldo de la respectiva cuenta arroja un saldo deudor de $ 19500, demostrará que hubo una ganancia de $ 3 500.
Si en cambio el saldo deudor de la misma Sucursal fuere de $ 14 000 Y el capital líquido .de $ 12000, habrá resultado una pérdida de $ 2 000.
El resultado líquido de la explotación de la Sucursal será transferido a la cuenta de Pérdidas y Ganancias.

En cuanto al Inventario, bastará dar a conocer los respectivos rubros y sus importes, sin detalle, dado que éstos figuran en la contabilidad llevada en la Sucursal, con todas las prescripciones legales.