Seguros contra incendio para empresas

Uno de los usos más comunes de seguros dentro del negocio es el de la protección contra pérdidas originadas por incendio. Si un negocio llega a tener la mala suerte de sufrir un gran incendio sin contar con seguros o aun con seguros por un monto inadecuado, se verá probablemente obligado a ir a una quiebra. Aun bajo las mejores condiciones, cuando la propiedad se encuentra protegida con seguros adecuados, la interrupción del negocio es tan grande, que involucra serios problemas de recuperación. U no de los problemas más serios es el de la pérdida de registros, tanto de sus propias obligaciones como de las obligaciones de otros para con el negocio. El cobro del seguro podrá involucrar la prueba de la pérdida por el monto reclamado, y esto podrá resultar un problema nada fácil si los registros se han destruido.

Los seguros de fianzas son un tipo de seguro que la mayor parte de los gerentes desearán muy especialmente para cubrir a aquellos empleados que manejan grandes sumas de dinero. Éstos podrán cubrir a un simple individuo, a todos los empleados que ocupen una cierta posición, todos los empleados nombrados en una lista agregada oto. dos los empleados de una compañía, incluyendo aquellos que se tomen después que el seguro ha sido contratado.

Otro tipo de seguro digno de ser considerado por los gerentes es el de riesgos contra terceros en sus diversas formas. La ley establece que es deber de todos tener un cuidado razonable y evitar dañar la propiedad o lastimar a otras personas. Cuando la negligencia de una parte es la causa de daños o pérdidas de otros, la parte dañada tiene derecho a percibir indemnización de la persona, compañía o corporación negligente. Para proteger un negocio contra tales reclamos, que podían provenir de varios motivos y a veces son injustificados, se contrata una póliza que protege a la compañía contra pérdidas. Si se ha provocado una pérdida y se inicia reclamación contra la empresa, la compañía de seguros defenderá a la empresa contra esa demanda y pagará la indemnización si ella o la justicia lo creen justificado.

Hay una gran variedad de seguros con. tra terceros. Los siguientes son sólo unos pocos: compensación a los obreros; riesgos a terceros producidos por automóviles y daños a la propiedad producidos también por automóviles; riesgos públicos producidos por dueños, locatarios e inquilinos, y riesgos de ascensores públicos. Hay muchos tipos de seguros que protegen contra pérdidas por robos y hurtos.

Cuando un gerente compra un terreno, deseará estar seguro de que el título de propiedad que obtiene es legítimo. Se ha creado un tipo de seguro de títulos para prevenir contra estos peligros, según el cual la compañía asume todos los riesgos que puedan resultar de un título imperfecto.
Una forma interesante de seguro es la que protege contra pérdidas causadas por la lluvia. Los que dirigen actividades al aire libre, tales como juegos atléticos, carnavales, procesiones, etc., tienen un interés particular en este tipo de seguros. El campo de los seguros es muy amplio y hay realmente pocos riesgos ordinarios que no estén cubiertos.

El comerciante activo analizará los riesgos a los cuales está sujeto y determinará entonces el tipo de seguro que puede brindarle una protección completa o, por lo menos, parcial. La magnitud de algunas pérdidas potenciales y el efecto que ellas suelen tener sobre el negocio, justifican la necesidad de considerarlas desde todo punto de vista posible.